Nave rusa Soyuz se acopla a la EEI

35

Moscú, Rusia.- La nave rusa Soyuz TMA-15M con tres astronautas a bordo, entre ellas la primer mujer italiana, se acopló hoy con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI) tras un vuelo de seis horas que inició en el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán).

“La nave se enganchó en modo automático al segmento ruso de la EEI”, informó la agencia espacial rusa Roscosmos a medios de comunicación de Rusia.

La Soyuz TMA-15M llevó a la EEI al cosmonauta ruso Antón Shkaplerov -cosmonauta de Roscosmos-, a la italiana Samantha Cristoforetti -astronauta de la Agencia Espacial Europea- y al estadunidense Terry Virts, astronauta de la NASA y comandante de la nueva misión.

Cristoforetti, de 37 años y quien es capitán del Ejército del Aire, es la primera mujer en la historia italiana que viaja al espacio.

Los astronautas se sumarán a los actuales tres tripulantes de la EEI: los cosmonautas rusos Yelena Serova y Alexandr Samokutyaev, así como el astronauta estadunidense Barry Wilmore, quienes deben regresar a la Tierra en marzo próximo.

Durante su 169 días en la plataforma orbital, los recién llegados de la expedición 42/43 realizarán trabajos con los cargueros rusos Progress y el europeo ATV-5, así como varios experimentos científicos y al menos tres caminatas espaciales.

La Estación Espacial Internacional, un proyecto de más de 100 mil millones de dólares en el que participan 16 países, orbita a una velocidad de más de 27 mil kilómetros por hora a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra.

Además sirve como un laboratorio para desarrollar una serie de experimentos sobre biología, investigación de materiales, desarrollo de tecnologías y otros experimentos que aprovechan el ambiente único de microgravedad